info@cdreinodearagon.es

Viaje a Logroño: primer viaje como club

Primera salida como club a disputar partidos fuera de nuestra Zaragoza. Aprovechando la festividad con motivo del Día de la Constitución nuestros dos cadetes y el infantil viajaban a la capital riojana para disputar unos partidos amistosos ante equipos del equipo referencia de la Comunidad vecina.

EXPEDICIÓN REINO

Nuestro recién fundado club ha realizado su primer viaje y podemos afirmar con seguridad que ha sido un gran éxito. Lo hacemos después de haber recibido muchas valoraciones por parte de las familias, todas ellas positivas, y también de los entrenadores y staff acompañante en esta experiencia.

La expedición Reino de Aragón estaba cargada de ilusión y ganas de pasarlo bien, de abrir fronteras y disfrutar del deporte en situaciones distintas a las habituales de una temporada. Desde aquí queremos agradecer a todas las familias del club su permanente predisposición e implicación en todas las iniciativas y esta no ha sido la excepción.

La idea inicial era haber podido desplazar a los equipos infantil, junior y dos cadetes pero finalmente no se consiguieron partidos para nuestras chicas junior (tenemos una deuda con vosotras 😉). Una vez cerrados los amistosos se organizaba el viaje y entre un autobús y coches particulares comenzaba la andadura viajera del club.

El bus del Reino rumbo a Logroño

Por la mañana temprano rumbo a Logroño, los equipos uniformados, sonrisas, emoción y unas enormes ganas de disfrutar de la jornada festiva. Los primeros partidos estaban previstos para las doce del mediodía en el Centro Deportivo Municipal Lobete, una instalación de primer orden con pista de hielo incluso. Los rivales, los equipos base del C.D. Promete, club referente femenino con equipo en Liga Femenina 2 tras haber descendido la pasada campaña de la primera división nacional.

PARTIDOS ANTE CAMPUS PROMETE

El parqué riojano albergaba los tres partidos simultáneos entre los equipos del Reino y los de Promete. Enseguida se veían distintos rumbos en ellos. Mientras que nuestras infantiles iban encarrilando su resultado y disfrutando al máximo de la experiencia, ambos cadetes sufrían de lo lindo para no bajar los brazos ante unos cadetes muy potentes y superiores tanto física como tácticamente.

Infantiles Reino y Promete juntas tras el partido

La experiencia para las cadetes acababa siendo en cualquier caso muy positiva ya que los partidos eran vibrantes y de lado a lado con jugadas rápidas y vistosas en ambas canastas. El poderío de las locales no aplacaba las ganas de las nuestras a las que siempre vienen bien partidos competidos ante rivales duros para continuar su evolución y preparación para la competición.

Cadetes e infantiles locales y visitantes juntas en imagen para el recuerdo

Y tras los partidos llegaba el momento de asueto para chicas y familias. Los equipos se iban a comer juntos mientras que todos los familiares aprovechaban para una fugaz visita por la ciudad para reponer fuerzas. La mayoría optaban por la famosa Calle del Laurel y aledaños donde las tapas esperaban. Tiempo de convivencia para todos, de ir conociéndose un poco más y de disfrutar de la otra cara del deporte. Nuevamente desde el club estamos encantados de comprobar la gran familia que estamos empezando a formar con todos vosotros. 

Los familiares del Reino derrochando alegría y simpatía

La sesión de tarde esperaba para los equipos cadete. Lamentablemente para nuestras infantiles fue imposible cerrar algún partido pero ni ellas ni sus familias se quisieron perder los choques de las mayores, demostrando una vez más que la unidad del club en todos sus niveles se va fortaleciendo, lo que os aseguramos que para nosotros es un orgullo.

CADETES FRENTE A MARISTAS

Ya por la tarde dos partidos amistosos más para nuestras cadetes. En primer lugar las chicas de Adrián se medían ante un arrollador equipo de Maristas que no daba opción a las nuestras. De nuevo un rival superior física y tácticamente ya que tanto Promete como Maristas demostraban ser referentes en su región y nos dejaban claro que hay mucho trabajo por hacer pero que es con este tipo de partidos precisamente donde se forjan las bases de los proyectos deportivos ambiciosos.

A continuación jugaba el cadete B ante un equipo que se presentaba como un equipo infantil que competía en cadete y que también ponía muy complicadas las cosas a las de Jorge Pardos. El nivel e intensidad del rival y la negación de cara al aro contrario penalizaba a las nuestras que no conseguían entrar en el partido en ningún momento.

VUELTA Y BALANCE

Al finalizar el último partido, con una noche cerrada y un frío considerable tocaba emprender el camino de vuelta a Zaragoza. Contentos todos con la experiencia, cansadas las chicas del viaje y los partidos, alguna incluso dolorida por los partidos intensos y duros, pero por encima de todo muy satisfechos.

Un viaje relámpago que ha sido muy provechoso. Deportivamente porque los partidos han sido exigentes y eso compensa mucho más que partidos insulsos en los que “pasearse” o en los que te arrollan sin compasión. Los equipos del Reino siguen demostrando que, fieles a la filosofía deportiva del club, nunca se rinden y ni aún ante rivales más potentes dan su brazo a torcer. En lo humano seguimos fortaleciendo los lazos entre club y familias y por supuesto entre las propias familias que nos seguís dando ejemplo de lo que es una convivencia ideal. Todos juntos, indistintamente de ser de un A o un B, de un cadete o un infantil… Si además al finalizar el viaje nos hacéis llegar, como así hicisteis, unas valoraciones estupendas de todo el día, ¿qué más podemos pedir? Sólo nos queda agradeceros a todos vuestro constante apoyo y actitud. Y esto no está haciendo más que comenzar…

¡¡Gracias a todos por ser Reino!! 

Un saludo,


No hay comentarios

Añade tu comentario

error: El contenido está protegido